Scouts: movimiento para generar el cambio

Los scouts son conocidos en todo el mundo, especialmente cuando uno se encuentra en edad escolar inicial donde en más de una ocasión ha tenido la oportunidad de sumarse o conoce a algún amigo que lo ha hecho. ¿Pero de qué se trata realmente este movimiento? ¿Cómo se vincula con la idea de generar un cambio positivo en el mundo?

Definido como un movimiento educativo, los Scouts surgieron hace más de 100 años, más precisamente en 1907. Por aquel entonces, el militar inglés Lord Robert Baden Powell organizó un campamento experimental con 20 jóvenes de diferentes clases sociales a fin de poner en práctica sus enseñanzas de exploración. ¿En qué consistían estas enseñanzas? Baden Powell se basaba en las premisas del cuidado por el otro y la participación ciudadana. A partir de esas dos ideas centrales, tuvo la intención y el propósito de generar conciencia ambiental en los niños.

A través del Programa Scout Mundial para el Medioambiente, el movimiento busca concientizar sobre la importancia del respecto y cuidado de la naturaleza, y la necesidad de una mejora en la calidad de vida para todas las especies. La organización mundial le brinda a cada una de sus subsidiarias herramientas y recursos para que puedan llevar a cabo actividades e iniciativas que permitan educar y acompañar a los jóvenes en el proceso de toma de conciencia y mejora de las condiciones ambientales de su comunidad. Por ejemplo, en Lima (Perú), algunos han realizado limpieza de las playas; o en Taiwán (China), han promovido la plantación de árboles locales.

A fin de promover la educación ambiental, el movimiento Scout creó en los ´90 los Centros de Excelencia para la Naturaleza y el Medioambiente. Se trata de centros que, a través de alianzas locales, ofrecen espacios y programas de educación y formación para jóvenes y adultos vinculados a las buenas prácticas medioambientales.

En 1990, en un trabajo conjunto con el Programa de Naciones Unidas para el Medioambiente (PNUMA), publicó el documento “Movimiento Scout: Acción para el Medioambiente” que busca ayudar a las oficinas nacionales a integrar la educación sobre el ambiente con el programa general de la organización madre.

Hoy el movimiento reúne a más de 40 millones de miembros de distintas partes del mundo. A ellos, el mensaje original de su fundador, los sigue inspirando en el cuidado del planeta Tierra a través de cada una de las acciones que emprenden: “Estudiar la naturaleza les mostrará las bellezas y maravillas que Dios ha creado en el mundo para que las disfruten. Intenten dejar el mundo un poco mejor de lo que lo encontraron.

http://www.infobae.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *