La Justicia pide explicaciones al Gobierno de Salta por los desmontes

El Gobierno de Salta deberá explicar ante la Justicia cuál es la situación del desmonte de al menos 27.000 hectáreas en el norte de esa provincia, en medio de las acusaciones de que se incumplió la medida cautelar que dispone el cese de la deforestación, la tala de bosques y deslindes de catastro.

La documentación, con fotos y filmaciones que muestran el bosque arrasado, fue presentada por la comunidad wichi de Fortín Dragones, en el municipio de Embarcación, según publicó hoy el diario “El Tribuno”, de Salta.

La audiencia fue convocada por la magistrada de la Sala II de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Salta, María Cristina Montalbetti. También fueron llamados los abogados de las comunidades y los pobladores de la zona.

Como parte de la prueba en la causa caratulada “Asociación Nechehen-Nueva Generación-Comunidad aborigen misión La Corzuela, contra la provincia de Salta y/o Ministerio de Ambiente por amparo”, el ingeniero agrónomo Andrés Deimonaz presentó un informe con material fotográfico y fílmico que demuestran la existencia de los desmontes en la zona.

Desde el área de Control de Fiscalización del Estado, por su parte, mostraron imágenes satelitales argumentando que no son visibles áreas de desmontes en la zona.

Así las cosas, la jueza Montalbetti y las partes decidieron conformar una audiencia conjunta, en no más de siete días, para concurrir al lugar y constatar de forma presencial si hay desmonte o no en la zona en cuestión.

Los aborígenes denunciaron también que sufren todo tipo de “aprietes” por parte de empresarios madereros y agricultores, de quienes dicen que están protegidos por el Gobierno provincial. En más de una oportunidad, insistieron, los delegados que encabezan la lucha por la tierra intentaron denunciar estos hechos en las delegaciones policiales de la zona pero estas no fueron recibidas.

Las comunidades afectadas son las de Pueblos Originarios Asamblea de Dios (Asociación Nechehen Nueva Generación), Misión La Corzuela y El Carpintero, pertenecientes a la etnia wichi de Dragones, departamento de San Martín.”Si bien son tres las afectadas, los miembros de todas las comunidades venimos a apoyarlas porque es una realidad que nos afecta a la totalidad de los wichi”, dijo el referente Ramón Paz.

Las comunidades están integradas por al menos 130 familias (unas 500 personas) de la Asociación Nechalen Nueva Generación.

http://www.lagaceta.com.ar/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *