Transporte publico gratis, la vía para combatir la contaminación en Alemania

Con la intención de reducir la contaminación del aire, el gobierno alemán planea convertir el transporte público en un servicio gratuito en los próximos meses del 2018.

Junto con el transporte público gratuito, la propuesta también sugiere implementar zonas de bajas emisiones, aumentar el número de taxis eléctricos y autobuses, además de incrementar los incentivos para poseer vehículos eléctricos.

La contaminación en el aire es sin duda un problema que afecta cada vez más a los habitantes de las grandes urbes. Por ello, la campaña tendrá lugar en varias ciudades importantes como Bonn, Essen, Reutlingen, Mannheim y Herrenberg.

La idea fue propuesta por primera vez en una carta escrita por tres ministros del gobierno alemán y enviada al comisario europeo de Medio Ambiente, Karmenu Vella, según un informe de DW Akademie.

Actualmente, Alemania realiza varios esfuerzos para frenar su contaminación del aire, al igual que las emisiones de carbono. Además de albergar la turbina eólica más grande del mundo, el país apunta a tener trenes propulsados ​​por hidrógeno para el año 2021. Pero la reciente actualización de los objetivos de emisiones de la Unión Europea, significan que Alemania tendrá que gastar casi $1.2 billones para mantenerse al día. Por lo que esta prueba de transporte público gratuito no podría haber llegado en un momento más oportuno.

“Combatir de manera efectiva la contaminación del aire sin mayores demoras innecesarias es de las prioridades más altas para Alemania”; escribieron los ministros alemanes, según The Guardian. Al parecer el transporte público se ha vuelto cada vez más popular en Alemania; desde 2017, los ciudadanos han realizado casi 10.3 mil millones de viajes utilizando el transporte público.

ES MÁS FÁCIL DECIRLO QUE HACERLO
Si bien la idea de Alemania es prometedora, todavía está en las primeras etapas de planificación y aún existen preocupaciones logísticas para adquirir la cantidad adecuada de autobuses ecológicos para cada ciudad. Una vocera de la ciudad de Bonn le dijo a DW Akademie; que no estaba al tanto de “ningún fabricante que pueda entregar tantos autobuses eléctricos con tan poco tiempo de aviso”.

Además, casi la mitad del dinero de las compañías de transporte público de Alemania proviene de la venta de boletos; por lo que hacer que el transporte público sea gratuito podría provocar que estos ingresos sean sustituidos por impuestos adicionales de los contribuyentes.

Los alemanes planean ser los primeros en lograr que este programa funcione, pues de acuerdo a The Washington Post; otras ciudades han intentado implementar la iniciativa sin lograr convertirla en un programa permanente. Entre ellas París, Portland y Seattle. A la espera de aprender de los errores de estos proyectos previos; existe bastante expectativa acerca de las estrategias que implementará Alemania para que el proyecto sea apoyado por la población.

Aunque los alemanes todavía están lejos de disfrutar del transporte público gratuito en 2018 y la reducción de la contaminación del aire que lo acompaña; sólo tener la propuesta sobre la mesa es un gran paso en la dirección correcta. Además, un lanzamiento de campaña exitoso podría inspirar a otros países a intentar hacer lo mismo.

http://nation.com.mx

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *