Decretan emergencia por agua contaminada en Flint, Michigan; hasta 30,000 afectados

El gobernador del estado de Michigan en Estados Unidos, Rick Snyder, declaró este miércoles el estado de emergencia en Flint, por la presencia de plomo en el agua potable de esa ciudad, mientras las autoridades federales prometieron investigar el asunto.

Las autoridades ocultaron la gravedad del caso que generó que varios ciudadanos presentaran plomo y cobre en la sangre, cerebro, huesos y órganos, por encima de los niveles permitidos.

Esta situación se remonta a septiembre de 2014, cuando responsables de la urbe advirtieron sobre consumir el agua sin hervir y luego, en el verano de 2015, que el vital líquido era altamente tóxico, informaron Prensa Latina y el gobierno local.

Un informe de la cadena británica BBC Mundo denunció en aquel entonces que, a causa del consumo, varios ciudadanos presentaban plomo y cobre en la sangre, cerebro, huesos y órganos, por encima de los niveles permitidos.

Sean Kemmar, funcionario de la administración de Flint, explicó que la composición del agua de este río es muy corrosiva y contiene plomo. Al pasar por las tuberías del pueblo se desprendió plomo de ellas, el cual se integró a la corriente de agua y, de ahí, envenenó la sangre de adultos y niños.

Kammer estima que ascienden a unas 30 mil -un tercio de la población de la localidad-, las personas afectadas de manera directa por el agua contaminada con el pesado metal.

De acuerdo con el reporte, los metales que contenía el agua causaron lesiones en la piel, caída del cabello, hipertensión, convulsiones, pérdida de la visión y de la memoria. Flint estaba conectado al sistema de agua de Detroit, la ciudad más importante del estado de Michigan.

Sin embargo, en abril de 2014, el entonces alcalde, Dayne Walling, desconectó al pueblo de la urbe considerada la “capital del motor” y eligió al históricamente contaminado río Flint como nueva fuente de suministro, con el objetivo de ahorrar dinero.

Según estudios del Hurley Medical Center de Flint, la proporción de niños menores de cinco años con altos niveles de plomo en la sangre llegó a casi el doble después de adoptarse la medida.

www.aristeguinoticias.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *