La ley de Basura electrónica sin quórum en Diputados

El proyecto, presentado por primera vez en 2008, responsabiliza legal y financieramente a las empresas de aparatos eléctricos y electrónicos por la gestión de los residuos de sus productos. A pesar de que cuenta con media sanción del Senado, no pudo obtener dictamen debido a que la autoridad de la  Comisión de Presupuesto y Hacienda, a cargo del Diputado Gustavo Marconato, no convocó a la reunión.

“Desde hace más de tres años Senadores, empresas, organismos de gobierno, ONG´s, recicladores y técnicos venimos trabajando en el proyecto de ley que hoy debía obtener dictamen, sin embargo hoy en la reunión plenaria de las Comisiones involucradas los Diputados integrantes no dieron quórum para avanzar con este tema”, explicó María Eugenia Testa, Directora Política de Greenpeace Argentina.
El proyecto de Ley de Basura Electrónica fue presentado en la Comisión de Ambiente y Desarrollo Sustentable del Senado inicialmente en el 2008 por el senador nacional Daniel Filmus, quien debió volver a proponerla en abril de este año. El texto de la ley plantea la Responsabilidad Extendida del Productor, principio a través del cual las empresas importadoras, productoras o ensambladoras de productos eléctricos y electrónicos se hacen cargo legal y financieramente de la gestión y tratamiento de este tipo de residuos. Al mismo tiempo, establece los lineamientos para la creación de una infraestructura nacional de transporte, acopio, recuperación y reciclado de este tipo de residuos a través de la creación de un ente mixto público no estatal responsable del sistema.

“La ausencia de los Diputados permitió que los fabricantes de productos eléctricos y electrónicos no asuman su responsabilidad como lo hacen en los países donde tienen sus casas matrices, los Diputados están permitiendo a estas empresas trabajar con un “doble estándar”, señaló Testa.  “Las empresas seguirán transfiriendo los costos de la gestión de su basura a los municipios, es decir, a la sociedad”, agregó.

Los residuos eléctricos y electrónicos son la fracción de residuos domiciliarios que más sustancias tóxicas aportan a los rellenos o basurales donde son enterrados. En Argentina, se estima que cada habitante genera al menos 3 kilogramos de basura electrónica por año. En este contexto, a fines de este año se habrán descartado más de 1 millón de computadoras, 10 millones de teléfonos celulares y más de 400 millones de pilas. Hoy el 40 por ciento de estos residuos terminan en rellenos o basurales, el 50 por ciento sigue siendo almacenado en depósitos o en hogares y solo el 10 por ciento llega a ser recuperado o reciclado (1) .

http://www.greenpeace.org/argentina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *